Fifa 18 copa del mundo : BÉLGICA eliminatoria

Hace unos meses, Bélgica demostró que, a pesar de contar con la ventaja de jugar en casa con el respaldo de sus aficionados, tendría que luchar hasta para llegar a hacer un papelito secundario en la fase final de la copa del mundo 2018. La decepción sufrida tras la Copa del Mundo de Francia, en 1998, en la que consiguieron tres empates seguidos y una triste eliminación en el partido contra Corea del Sur (tras la cual algunos jugadores anunciaron su retirada del equipo nacional), y una serie de malos resultados en los partidos amistosos de la Eurocopa llevaron al entrenador Georges Leekens a tirar la toalla. Sin embargo, los “Diablos Rojos” han vuelto a despertar bajo la dirección de Robert Waseige, el nuevo seleccionador, y sus perspectivas han mejorado mucho.

Leekens no pudo variar la suerte

Al final del mandato de Leekens el equipo tenía la moral por los suelos. Una serie de malos resultados, con tan sólo dos victorias en once partidos, hizo que la selección nacional se convirtiera prácticamente en el hazmerreír de Bélgica. La alarmante falta de capacidad anotadora hizo que tan sólo se consiguiesen siete goles en los 11 partidos, tres de los cuales se marcaron en la derrota por 3-4 en casa contra Finlandia en agosto de 2017. Por otra parte, los belgas tuvieron que conformarse con un empate sin goles en el partido jugado contra el pequeño Luxemburgo y sufrieron una serie de derrotas moribundas en casa, como la del 0-1 contra Egipto.

Cambio de fortuna con el nuevo seleccionador

Leekens y la Asociación Belga de Fútbol decidieron que la mejor solución sería la de poner fin a su relación laboral. La asociación había mantenido a Leekens en su puesto con la condición de formar un equipo competitivo para la copa del mundo 2018. “He hecho todo lo que he podido. He seleccionado para el equipo a los mejores jugadores del campeonato”, manifestó en una entrevista; sin embargo, dichos jugadores parecieron estar muy por debajo de la altura necesaria para causar sensación en el plano internacional. La marcha de Leekens y la llegada, en agosto de 2017, de Robert Waseige, entrenador con una amplia experiencia en clubes de Bélgica, sacó a los belgas de su abstracción

 

 

Deja un comentario