Thierry Henry, 43 pedazos de historia bleu

Francia acaba de ganar 2-0 a Lituania y recupera el liderato del grupo B en la clasificación para la Eurocopa del próximo verano en Austria y Suiza. Con ser esto importante, el partido será recordado siempre como el día en que Thierry Henry se convirtió en el máximo goleador en la historia de la selección del gallo.

43 goles, hoy los dos últimos, uno más que Michel Platini, un auténtico mito del fútbol galo. Titi debutó con Francia en 1997, ante Sudáfrica, con apenas veinte años. Meses más tarde ganaba con Francia “su” mundial, en Saint Denis, colaborando con tres goles. Desde entonces, muchos tantos más, una Eurocopa, una espectacular carrera en el Arsenal y actualmente un lujo disfrutarlo en la Liga española.

La alegría ha sido completa en París. Francia ha ganado y Escocia, que estaba siendo la alegría y la revelación del grupo, perdía en Georgia, dejando pasar una oportunidad histórica para clasificarse para el europeo y de paso dar una lección a los propios franceses y a Italia.

El quizá más interesante grupo de toda la fase, queda con Francia 25 puntos en 11 partidos, Escocia 24 en 11, e Italia 23 en 10. El próximo 17 de noviembre los azzurri visitan el Hampden Park de Glasgow, que arderá inflamado buscando la victoria de los suyos. Difícilmente Escocia tendrá opciones si no gana, ya que allí cerrará su calendario mientras que cuatro días más tarde, el 21 de noviembre, Francia jugará ante una Ucrania sin opciones e Italia obtendrá tres puntos fáciles ante Islas Feroe.

Mi pronóstico, y espero equivocarme, es que Italia empatará de aquella manera en tierras británicas, con su (siendo generosos) pragmatismo habitual, como sólo ellos saben hacerlo, quedándose por tanto con el billete para Austria/Suiza, dejando a Escocia con la ilusión perdida y el romanticismo del perdedor. Pero…¿y si la Tartam Army obra el verdadero milagro y dejan a los vigentes campeones mundiales eliminados? Envidio a los espectadores que puedan ver ese partido en directo.